Si Churriguera levantara cabeza…

Nuestra Plaza Mayor es actualmente el emblema y la atracción de Salamanca por excelencia. Un espacio urbano abierto de convivencia multicultural, un lugar vivo, 24 horas al día, 365 días al año; bello de día, bello de noche, bello con lluvia, con niebla, con gente, sin gente…

Aunque no es la única plaza de Salamanca lo parece: carpas, casetas, escenarios colosales… ¿Se merece estas ofensas nuestra Plaza Mayor? ¿Es aceptable que el ayuntamiento permita semejantes mamotretos en el lugar más fotografiado de la ciudad; que ordene a los operarios arrancar los bancos de granito y volverlos a cementar una y otra vez? Semejantes multitudes congregadas en un espacio patrimonial de este tipo pueden resultar en impunidad para ciertos actos vandálicos, como ya ha ocurrido en varias ocasiones.

Mercado medieval en la Plaza de Anaya

Aquí, por suerte y para ignorancia o desconocimiento de algunos, tenemos espacios abiertos, amplios y funcionales como la Vaguada de la Palma, La plaza de Anaya, La plaza de San Roman, la plaza de la Constitución, la plaza de Santa Eulalia, el paseo de la Alamedilla, Las Úrsulas o la plaza de la Concordia,  última y acertadamente aprovechada para algunos eventos. Parece que la proximidad del Corte Inglés despierta algunas n€uronas a los responsables de urbanismo. Nos alegramos por ello.

En el pasado hemos visto el mercado medieval junto al Puente Romano o en la plaza de Anaya, conciertos alternativos en San Román, los conciertos principales de las ferias en la Vaguada, por no hablar de la infinidad de emplazamientos donde encontramos casetas en las ferias como Plaza de Colón, Parque de San Francisco, ‘La Purisima’, y un largo etcétera.

Libreros en los soportales de la plaza.

Creemos que eventos como la Feria del Libro, que por su infraestructura supone un gran impacto visual en nuestra plaza, deberían ser realizados con unos despliegues menos intrusivos, o trasladados a emplazamientos menos emblemáticos, pero igualmente funcionales y con gran afluencia de público, donde no se vea perjudicado ni los beneficios de los libreros, ni se dificulte el tránsito a los viandantes, ni se perjudique a los comerciantes y hosteleros de la plaza, ni se imposibilite a los turistas fotografiar uno de los máximos exponentes del patrimonio salmantino y del barroco español.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s